ENERGÍA AEROTÉRMICA:

Energía aerotérmica en las casas modulares

Mediante la energía aerotérmica los equipos utilizan la energía existente en el aire para proporcionar un máximo rendimiento sin tener que consumir la energía eléctrica o la proveniente de combustibles fósiles en exceso.

Con la aerotermia se puede captar esta energía gratuita y utilizarla para climatizar la vivienda modular. Para esto, se utiliza un sistema de transferencia compuesto por dos elementos: una unidad exterior que capta las calorías, y una unidad interior que las transfiere para el circuito de agua de calentamiento central. Estas calorías son transportadas por un fluido refrigerante, impulsado por el compresor, que circula entre las dos unidades. La única energía a pagar es la electricidad consumida por el compresor y por el ventilador. Dependiendo de la temperatura exterior, la electricidad representa apenas de un 25% a un 50% de la energía calorífica propagada en la casa, lo que equivale a decir que, entre el 50% y el 75% de la energía usada para calentar la casa es gratuita pues es obtenida de la enorme reserva energética disponible en el aire exterior.

Aerotermia. Unidad exterior.

Las Bombas de Calor utilizan esta energía como base para su funcionamiento. Es por ello que se logran alcanzar rendimientos superiores al 400% al poder obtener de forma gratuita energía del aire ambiente. Consideremos que los equipos de Bomba de Calor pueden funcionar aportando frío y calor en cualquier época del año con lo que su funcionamiento debe estar optimizado al máximo, aprovechando la energía gratuita para minimizar cualquier impacto.

Se puede observar cómo, consumiendo por ejemplo un Kw eléctrico, aportamos 4 Kw de potencia frigorífica. Este funcionamiento, a base del aprovechamiento de la energía del ambiente, es lo que ha hecho que se considere a ésta como energía renovable.

Al igual que la energía eólica aprovecha el viento para poder mover las aspas de los molinos y generar energía; o la energía solar se basa en la incidencia del sol en paneles que calientan agua para la climatización o para producción de agua caliente sanitaria; o incluso, la energía geotérmica emplea el terreno como fuente de energía gratuita y son consideradas como energías renovables, los equipos aerotérmicos consiguen utilizar el aire con elemento al cual ceden o emiten calor proporcionando energía al interior de los edificios 4 veces superior a la que consumen eléctricamente.

El sistema aerotérmico está constituido por una unidad exterior, compuesta por un ventilador y un permutador de calor, que capta las calorías existentes en el aire. Este calor es transmitido por el fluido refrigerante hasta generador, colocado en el interior del edificio, que libera la energía necesaria para el calentamiento. El calor es difundido por el edificio mediante un sistema de calentamiento de agua convencional, como, por ejemplo, el suelo radiante o los ventiloconvectores.

La unidad exterior posee ventiladores, que tiene la función de hacer pasar el aire por su interior de modo que capta las calorías existentes en el mismo. El aire que sale del interior de la unidad exterior es frío (cuando la unidad está en modo de calentamiento).

Cuando la unidad está en modo de enfriamiento, las calorías en exceso que son retiradas del interior del edifico son transferidas para el aire en la unidad exterior. En este caso el aire que sale de la unidad exterior es caliente.

El sistema aerotérmico también puede ser usado para calentar agua diariamente para uso doméstico en la vivienda modular, con ahorros superiores al 60% en energía eléctrica. El agua es calentada hasta 60ºC por el módulo independiente de calentamiento de aguas Sanitarias, por eso no es necesario usar la resistencia eléctrica del termoacumulador.

Este intercambio ocurre entre el aire exterior y el fluido refrigerante. Un módulo independiente es acoplado a un termoacumulador para el almacenaje de agua caliente.

Incluso en pleno invierno, el aire contiene calorías. Para que el aire no contenga ningún calor, tendría que encontrarse a una temperatura de cero absoluto (-273,15 ºC). En teoría, esto significa que se pueden extraer calorías hasta ese límite extremo. En nuestras condiciones climáticas, las temperaturas exteriores raramente se encuentran por debajo de -10 ºC. Por eso, tenemos a nuestra disposición calorías "gratuitas", incluso en los inviernos más rigurosos.

Aerotermia. Ilustración explicativa.